pr.chagas.img.01

 

 

 

 

  

 Año: 2012

Financiador: Fundación Pilar Mateo y Fundación Diaguitas

Ejecutores: Fundación Pilar Mateo y La Comunidad de Urundayti

La enfermedad de Chagas está clasificada por la Organización Mundial de la Salud como una de las "Neglected diseases" o enfermedades olvidadas, es un típico ejemplo de enfermedad olvidada o enfermedad de la pobreza y afecta principalmente a las zonas rurales más pobres. No existe ninguna vacuna, los dos únicos fármacos que la combaten fueron desarrollados en los años 70 y únicamente son efectivos en la fase inicial de la enfermedad.

El mal de Chagas es endémico en amplias regiones de América, abarca desde el sur  de los Estados Unidos de Norteamérica hasta el sur de la Argentina. Esta enfermedad es una zoonosis transmisible al hombre por vectores hematófagos. Se estima que existen unos 6 a 8 millones de personas afectadas, y que cerca de 65 millones se encuentran en riesgo de adquirir la enfermedad, 28.000 casos anuales y 12.000 muertes anuales estimadas. Países con transmisión activa, 6 declarados con áreas de interrupción y 4 sin áreas de interrupción. (OPS 2013)

 


pr.chagas.img.02

 

 

 

 

 

   

 

Bolivia es, el país más severamente afectado por la enfermedad de Chagas, el centro de endemismo de Triatoma infestans (vinchuca), que se reconoce como una de las especies de triatominos de más alta competencia como vector del Tripanosoma cruzi, se encuentra  en Bolivia — más exactamente en los valles interandinos de Cochabamba —   de donde  se habría dispersado por los países del Cono Sur y Sur del Perú.

Eso  hace que la enfermedad de Chagas   presente  peculiaridades epidemiológicas que distinguen a Bolivia de todos los demás países o regiones en que T. infestans  es, o haya sido,  la especie responsable por la transmisión domiciliar de la infección chagásica. En las zonas rurales deprimidas, la baja situación sociocultural de la población hace que perdure un tipo de vivienda que ofrece abrigo favorable para la colonización de las vinchucas, con paredes de barro llenas de grietas y techo de paja o palma.


 

pr.chagas.img.03 

 

 

  

 

En el Chaco Boliviano la situación es de extrema gravedad, siendo la más grave de toda la zona endémica, en términos de incidencia, prevalencia, morbilidad y daño social. El área de dispersión de la vinchuca, vector de la enfermedad de Chagas cubre en el Chaco casi el 100% del territorio, en zonas geográficas que comprenden los 16 municipios de los departamentos de Santa Cruz, Chuquisaca y  Tarija.


 

pr.chagas.img.04

 

 

 

 

  

 

A este panorama se suma un tema de especial importancia como es la  resistencia de poblaciones de vinchucas a los piretróides de síntesis (se asume que una vez exista resistencia a la deltametrina habrá resistencia cruzada a todos los insecticidas del mismo  grupo químico). Según el informe del Centro de Investigaciones de Plagas e Insecticidas (CIPEIN-CONICET) del año 2001, poblaciones de  T.  infestans recolectadas en Yacuiba, en la región del Chaco, presentaban altísimos niveles de resistencia a la deltametrina. Informes de la misma institución que datan del 2005 y 2006 amplían la zona de resistencia a casi todo el Chaco boliviano, situación que fue corroborada por expertos internacionales en zonas de intervención del Programa de Salud Inesfly en el 2009.


 

pr.chagas.img.05

 

 

 

 

  

Precisamente es en la región del Chaco cruceño donde a partir del año 1998 el Programa de Salud INESFLY, que actualmente forma parte de la Fundación Pilar Mateo “Ciencia y Conocimiento en Acción”, realiza acciones basados en educación en salud e higiene y formación profesional y  fundamentalmente en el empleo y aplicación de micro encapsulados poliméricos insecticidas INESFLY  como una forma de contribuir al esfuerzo del Ministerio de Salud para el control vectorial de la enfermedad de Chagas;  aunque no se limita a una aplicación de los mismos, como ocurre con los tratamientos convencionales (rociado), sino que implica una rehabilitación de las viviendas, siempre empleando materiales autóctonos y fáciles de conseguir en la zona.


 

pr.chagas.img.06

 

 

 

 

 

 

 

 

ENTIDADES PARTICIPANTES

Fundación Pilar Mateo

•          Con el aporte de 1.857 kilos de pintura Inesfly 5A IGR.

•          Apoyo del Director Técnico del Proyecto y 2 técnicos.

Costo estimado: $us. 10.000.-

Fundación DIAGUITAS

Con materiales externos para el mejoramiento y pintado de viviendas: Costo estimado: $us. 9.200.-

Comunidad de Urundayti: mano de obra para revoque interiores.

OBJETIVOS

Eliminar al insecto vector (vinchuca, en guaraní: Timbuku) de la enfermedad de Chagas del ambiente domiciliar en la comunidad de Urundayti.

Mejorar la calidad de vida de los habitantes de la comunidad Guaraní de Urundayti, de la Capitanía de Kaamy, Municipio de Camiri.

 


 

pr.chagas.img.07

 

BENEFICIARIOS

La comunidad de Urundayti se encuentra en el Chaco boliviano a 6 kms. De la ciudad de Camiri, considerada históricamente como una zona endémica de Chagas, a una latitud Sur de 20º 2min 21seg y una longitud de 63º 31 min. 13 seg., con una altura de 800 metros sobre el nivel del mar, posee unos 318 habitantes. El clima de la zona es subhúmedo seco, con una temperatura media de 25ºC.

Comunidad guaraní que ha conseguido mantener un espacio propio conservando rasgos importantes de su cultura. Dicha particularidad le permite conservar y manejar un concepto integral de territorio y el sentido de propiedad comunal. Esto quiere decir que cada comunario utiliza el espacio que necesita para su vivienda y su terreno agrícola, el «chaco» sin que pueda ser apropiado ni heredado. Otra característica es la predisposición al trabajo grupal, basada en los lazos de parentesco.

La producción agrícola principal es la del maíz y la cría de cabras, sin embargo dicha comunidad se caracteriza también por la artesanía textil, siendo sus únicos medios de subsistencia.

 


 

pr.chagas.img.08

 

 

 

 

 

 

 

 

RESULTADOS

53 viviendas intervenidas con la tecnología Inesfly.

44 gallineros pintados.

25 corrales pintados.

10 trojes pintados

11 hornos tratados.

127 árboles pintados en su base.

1.857 kilos de pintura utilizados.

124 tachos de 10 litros y 15 kilos de peso.